Comparte

Tal vez hayas oído hablar en alguna ocasión de la ashwagandha. Una planta que crece entre las regiones de la India y el Nepal. La medicina ayurvédica utiliza tradicionalmente esta hierba por su versatilidad gracias a sus reconocidos beneficios antioxidantes, antiinflamatorios y efectos antiestrés sobre el organismo.

La Ashwagandha para el tratamiento de la artritis

Durante siglos la planta de Ashwagandha se ha venido utilizado como un excelente remedio natural para multitud de aplicaciones. Una de estas aplicaciones es su capacidad para aliviar los síntomas de la artritis de forma natural sin efectos secundarios en comparación a los tratamientos convencionales.

Su principio bioactivo, el witanólido, es un compuesto que se extrae de su raíz. Estas enzimas tienen la capacidad de bloquear e inhibir los síntomas del dolor que origina la inflamación. Especialmente en dolencias como la artritis reumatoide y la osteoporosis.

En la medicina ayurvédica se utiliza la ashwagandha como una excelente analgésico natural ya te tiene la capacidad de calmar el dolor. Además para reforzar sus magníficos efectos antiinflamatorios se combina con otras plantas como polvo de raíz de cúrcuma, jengibre y boswellia.

» La Ashwagandha o también conocida como Ginseng Indio
es una planta adaptógena muy empleada en la cultura ayurveda por su capacidad de reestablecer el organismo al actuar como tónico general.»

La Ashwagandha remido natural antiestrés

Otras de las propiedades de la Ashwagandha es su capacidad para reducir los niveles de estrés y ansiedad de nuestro organismo. Su principio activo actúa estimulando los neurotransmisores inhibidores del sistema nervioso GABA. Este mecanismo provoca un efecto relajante en el organismo gracias a la producción de la hormona de la felicidad, la dopamina

Sabemos que el estrés crónico tiene un efecto muy perjudicial para nuestras células ya que dejan actuar a los radicales libres causantes del envejecimiento celular. Se ha comprobado que consumir cápsulas de ashwagandha ayuda a disminuir los niveles de cortisol. Esta hormona en niveles altos puede originar problemas de ansiedad, estrés e insomnio.

La Ashwagandha contiene además un efecto ansiolítico natural gracias a sus compuestos en whitanólidos. Sus propiedades antidepresivas están indicadas en personas de sufren de ansiedad y depresión.

» La Ashwagandha actúa como un excelente relajante y calmante natural especialmente indicado para conseguir un sueño reparador y regenerador.»

La Ashwagandha mejora la resistencia física


Es conocida esta reputa planta por favorecer y aumentar nuestra resistencia física. Además se ha demostrado que interviene de forma activa en la estimulación de la libido, la disfunción sexual y mejora la fertilidad masculina mejorando la calidad de los espermatozoides.

“ La Ashwagandha o hierba “rejuvenecedora” es reconocida por sus múltiples usos y sus efectos antioxidantes frente a los radicales libres.»

Su uso regular mejora tanto nuestra condición física como nuestra concentración. Es un destacado revitalizante, indicado sobre todo en personas de edad avanzada para combatir problemas cognitivos como la pérdida de ánimos, de vitalidad y memoria.

Consideraciones y precauciones de la ashwagandha

Aunque la planta de la ashwagandha es un complemento seguro, a largo plazo puede provocar trastornos estomacales como la diarrea o el vómito. No administrar durante el embarazo ni en el periodo de lactancia. Ante cualquier duda se recomienda consultar con su especialista.



Comparte