Comparte

El rábano nos aporta muchos beneficios para nuestra salud, tanto a nivel hepático como diurético. Este tubérculo es ideal en dietas de adelgazamiento, ya que contiene muy pocas calorías y facilita la digestión de forma natural.

 

 

Propiedades del rábano para adelgazar

 

El rábano es una hortaliza muy apreciada por sus enormes cualidades culinarias o medicinales. Su sabor picante es indicativo que mejora la salud hepática, mientras que su color rojo nos indica que es rico el flavonoides antioxidantes. Su textura crujiente y carnosa es muy agradable al paladar.

Existen muchas variedades de rábanos dependiendo de la época de su cultivo. Su sabor, color y tamaño cambian según la variedad que escojamos. Aunque en más corrientes en nuestro país son las variedades rojas en el exterior y blanco en su interior.

 

¿Pero por qué elegir rábanos para adelgazar?

 

Lo primero que nos beneficiamos al incorporar este tubérculo en nuestra dieta de forma regular, es su baja aportación de calorías, tan solo 16 calorías por cada 100gr. de producto.

Su alto contenido en fibra ayuda a regular el transito intestinal y combatir de forma natural el sobrepeso en dietas de adelgazamiento. Además la fibra proporciona sensación de saciedad y ayuda a mantener nivel óptimos de azúcar en sangre.

El rábano para bajar de peso o adelgazar es un gran aliado. Su función diurética ayuda a eliminar líquidos y toxinas de nuestro organismo. Su alto contenido en agua ayuda a mejorar nuestras digestiones, combatiendo así los problemas de estreñimiento.

Sin olvidarnos de sus grandes beneficios a nivel nutricional, como la incorporación de 20 aminoácidos, vitaminas C y K, minerales como magnesio y calcio, fuente de energía de carbohidratos y 1,6g fibra por cada 100gr.

Si deseas ampliar más información sobre las propiedades, beneficios y características, así como la forma de preparar ricos platos de rábano, os recomendamos que consultéis la web tubérculos.org

 

» Las propiedades hepatoprotectoras de los rábanos son muy reconocidas. Son diuréticos evitando la retención de líquidos y eliminando toxinas del organismo. Favorece el tránsito intestinal y el estreñimiento gracias a su contenido en fibra. Refuerza el sistema inmune gracias a su contenido en vitamina C. El rábano tiene propiedades antisépticas y cicatrizantes.»

 

Diferentes formas de consumir rábanos

 

Los rábanos se pueden consumir de muchas maneras, directamente como un aperitivo, en platos vegetales variados como ensaladas, como condimentos en muchos platos o en jugos. Además sus hojas también podemos consumirlas ya que contienen una calcio y hierro.

Tenemos que recordar su sabor picante y carne crujiente le confieren un excelente ingrediente a la hora de elaborar ricas y variadas ensaladas tanto cortadas como rayada. Al consumirlas en crudo, aprovechamos todas sus propiedades nutricionales, sin olvidarnos que también podemos consumir sus hojas.

El rábano ligeramente salteado es una muy buena solución si queremos que mantengan todo su valor nutricional intacto. Dorarlos un poco en la sartén con de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

El licuado de rábano tomado por las mañanas en ayunas, ayuda a adelgazar y limpiar de toxinas tu organismo.

Podemos también realizar chips de rábanos cortando muy finas en rodajas y friéndolas posteriormente. También existen recetas con rábano estofado, al vapor o incluso fermentado.

Como ves podemos consumir rábano de muchas formas diferentes, creando ricos y sabrosos platos en función de nuestros gustos o preferencias. Son económicos y fácil de encontrar en los mercados.

 

 


Comparte
Tienda Online