Comparte

En una sociedad donde la imagen juega un papel importante, la cirugía estética a conseguido consolidarse como uno de los mejores recursos para mejorar nuestro aspecto físico y en muchas ocasiones, porque no decirlo, nos ayuda a recuperar nuestra autoestima permitiéndonos una vida más plena tanto a nivel personal, social y profesional.

La Bichectomía o la redefinición facial

Tal vez no hayas oído hablar de la bichectomía, una revolucionaria técnica de cirugía estética que hace furor entre las celebrities. Este novedoso procedimiento estético permite definir nuestro rostro de manera que parezca más delgado. Si quieres conocer todo sobre la bichectomía, te invitamos a que leas este interesante artículo.

Para empezar diremos que la bichectomía es un tipo de intervención quirúrgica estética que se basa en la extracción de las bolsas o bolas de grasas llamadas bichat, situadas en la zona de los pómulos. Esta extirpación se realiza con una pequeña incisión en la cavidad oral, sin dejar ninguna cicatriz visible. El tipo de anestesia utilizada puede ser local o también en ocasiones general.

» Las bolsas de Bichat son una pequeña almohadilla de grasa ubicada en la zona de las mejillas. Según el tamaño de estos depósitos, el aspecto estético de nuestro rostro puede aparentar más o menos redondo, independientemente de padecer sobrepeso o no.»

Con la retirada de las bolas de bichat, nuestro rostro consigue de forma prácticamente inmediata un aspecto rejuvenecedor muy visible y acentuado. Gracias a esta técnica facial nuestro aspecto físico aparenta más delgado y en concordancia, en la mayoría de ocasiones, con la silueta corporal.

Técnica estética y postoperatorio

Existen dos tipos o vías de realizar la cirugía estética de la bichectomía según el criterio del cirujano. Una es la extracción de las bolsas adiposas vía externa ( muy poco utilizada debido a la cercanía del nervio facial) o mediante la extirpación de la bolas de grasas vía interna a través de una pequeña incisión en la zona gingival, que en muchas ocasiones no necesita sutura.

También existe una técnica no invasiva llamada «criolipólisis» que cristaliza las células adiposas para más tarde ser expulsadas de forma natural por el organismo. Los efectos postoperatorios son menos traumáticos, pero los resultados no son visibles hasta al menos tres meses tras su aplicación.

Tras la intervención quirúrgica de bichectomía, el paciente debe seguir las pautas del tratamiento estético descritos por su médico especialista para el cuidado postoperatorio. Durante las primeras horas después de la intervención deberá mantener la venda compresiva para evitar, en la medida de lo posible, la aparición de posibles hematomas.

» Los efectos inflamatorios del tratamiento postoperatorio de la bichectomía suelen durar alrededor de una a dos semanas.»

La medida primordial es reducir al máximo la inflamación que por sí sola genera esta técnica estética. Así como la aplicación de bandas o bolsas de gel frío en el rostro para reducir la inflamación, en especial en las zonas afectadas. También deberá dormir durante los primeros días con la cabeza levantada. Aprende más sobre los cuidados postoperatorios tras una bichectomía.

Otros cuidados a considerar tras la intervención será la ingesta de antiinflamatorios para ayudar a calmar las molestias de este tratamiento. Además de seguir la medicación antibiótica necesaria como método preventivo para evitar posibles infecciones de la piel tras la incisión gingival.

La dieta del paciente intervenido por la técnica estética de bichectomía, deberá ser especifica con abundante ingesta de líquidos durante el tiempo que indique su medico especialista, antes de la introducción paulatina de alimentos blandos hasta alcanzar su completa normalización.



Comparte