Comparte

 

¿Cómo manipular los alimentos correctamente?

 

Hay que admitir que muchos consumidores no poseen la formación básica a la hora manipular alimentos de forma adecuada. Una buena y básica práctica sería lavarnos las manos nada más llegar a casa antes de emplear alimentos en nuestra cocina.

Debemos pensar que la manipulación de alimentos de forma higiénica es la base de una dieta sana y libre de tóxicos y patógenos. Los propios manipuladores actuamos como trasmisores de microorganismos entre productos y animales o/y personas.

Una buena formación a través de un sencillo y práctico curso de manipulador de alimentos nos ayudaría a evitar posibles intoxicaciones en el ámbito doméstico.

Para ello vamos a exponer las pautas básicas a seguir para evitar posibles infecciones durante la preparación de alimentos. Controlar la higiene personal es básica para garantizar de los alimentos estén libres de bacterias.

 

» Los alimentos pueden contaminarse durante todo el procedimiento que participa el manipulador por lo que hay que extremar las precauciones. «

 

4 Pautas básicas a la hora de manipular los alimentos

– Para evitar la contaminación al manipular nuestros alimentos debemos lavarnos las manos con abundante agua y jabón frotando bien entre los dedos. La toallas deben ser de papel desechables, ya que las de tela pueden conservas bacterias.

– Es imprescindible limpiar previamente las tablas de cortar, así como platos y utensilios con agua caliente y jabón desinfectante preferiblemente.

Las verduras y frutas frescas deben lavarse con abundante agua, aunque después se vayan a pelar. Después limpiarse con un cepillo en corte y corte entre los distintos alimentos.

– Si abrimos productos enlatados debemos tener la precaución de lavar previamente, ya que podría contaminar el alimento al entrar en contacto con el exterior.

 

Errores durante la preparación de alimentos

 

Las contaminaciones cruzadas son unos de los errores más comunes que nos enfrentamos al manipular los alimentos. Esto se produce al transmitir microorganismos de un alimento a otro mediante la manipulación. Evitar la toma de contacto en todas las superficies que pueden entrar alimentos crudos como carnes, pescados, verduras o frutas, debiendo ser limpiadas y desinfectadas de forma eficiente.

Por lo general tenemos la costumbre de descongelar alimentos a temperatura ambiente, es uno de los errores más cometidos en las cocinas. Lo correcto es descongelar el producto en el nevera 24h antes de manipularlo. Si lo dejamos descongelar la temperatura ambiente en la encimera pueden desarrollarse focos infecciosos.

Cada alimento tiene una flora y una capacidad microbiana distinta, por lo que es importante que los distintos alimentos que se almacenen en la nevera no entren en contacto entre sí. Deben estar completamente protegidos y en envases aptos para uso alimentario.

El control de la temperatura es otro error habitual. Alimentos poco cocidos o medio crudos, sin cocinar lo suficiente pueden llegar a intoxicar a una persona. Cada alimento tiene una temperatura diferente de cocción, por lo general la temperatura de seguridad debe estar entre 65-70ºC para garantizar que es un alimento apto para el consumo.


Comparte
Tienda Online