Comparte

A medida que cumplimos años nuestra calidad de vida va cambiando debido a múltiples factores de tipo biológico. Debilidad y atrofia muscular, reducción del equilibrio funcional, artritis o osteoporosis son unas de las muchas patologías que se presentan en personas mayores.

 

 

La importancia de mantener la movilidad en personas mayores

 

Con una población cada vez más longeva, la preocupación por mantener una buena y saludable calidad de vida a medida que envejecemos va adquiriendo mucha más relevancia. Mantener unos músculos y articulaciones en forma, representa la piedra angular para afrontar y reducir los efectos de dicho deterioro.

 

«Se considera que la vejez comprende aquella población mayor de 65 años hasta alcanzar los 79 años. Y a partir de los 80 años en adelante, entramos en la llamada ancianidad.»

 

Durante estos periodos o fases de la vejez vamos sufriendo cambios tanto físicos como psicológicos. Surgen debilitamiento óseo, dolores articulares, problemas posturales, etc…Estos patologías además pueden afectar negativamente a nivel psicológico ya que restringen nuestra calidad de vida.

Estos síntomas nos van incapacitando en las tareas más cotidianas. Afrontar estos cambios y mejorar nuestro estado de ánimo de una manera activa y positiva, van a ayudarnos a aliviar y a recuperar nuestra autonomía y autoestima.

Llegar unos buenos y saludables hábitos como realizar ejercicios regulares de movilidad, mantener en forma nuestras capacidades cognitivas, llevar una correcta y sana alimentación adaptada a este periodo de la vejez, y una mentalidad positiva frente a la vida, son sin dudarlo la mejor terapia para afrontar los síntomas del envejecimiento.

 

Beneficios de los andadores en las personas mayores

 

La movilidad en este periodo de la vida se hace de vital importancia. Fomentar la movilidad frente a una vida sedentaria es uno de los mayores retos que se enfrentan cuando alcanzamos la vejez.

La utilización de andadores ortopédicos en personas mayores aporta muchos beneficios a nivel psicomotriz. En esta web, expertos recomiendan estos aparatos para ayudar a ancianos con movilidad reducida a realizar ejercicio de manera segura, mejorando su calidad de vida considerablemente.

 

» Con la disminución de las capacidades físicas y cognitivas, la prevención se hace cada vez más indispensable a la hora de evaluar los riesgos y consecuencias de sufrir una caída en personas de la tercera edad.»

 

Los andadores ayudan a la prevención de caídas en adultos o ancianos por la perdida de equilibrio. Su diseño esta específicamente desarrollado para ayudar a mejorar considerablemente la calidad de vida de las personas con problemas de movilidad.

Gracias a estos los andadores podemos recuperar el equilibrio funcional. Su utilización ayuda a ganar confianza y mejora la autoestima. Fortalece los tobillos y mejora la tonalidad muscular de nuestras extremidades.

 

«Los andadores ayudan a realizar ejercicio físico. Sus efectos mejoran y mantienen nuestros huesos y músculos saludables. Evitando que se deterioren y debiliten. Además esta indicado en personas mayores en condición de sobrepeso u obesidad, hipertensión, diabetes, osteoporosis y/o baja autoestima. »

 

Estos andadores ortopédicos están pensados en personas con un proceso de rehabilitación, en problemas de artrosis o artritis o simplemente por la dificultad de andar con seguridad por el paso de la edad. Podemos encontrar en el mercado muchos tipos de andadores en función de nuestras necesidades y preferencias.

 

 


Comparte
Tienda Online