Comparte

La cúrcuma longa además de ser un condimento indispensable dentro de la cocina tradicional indú, está estrechamente ligado a la medicina ayúrveda gracias a sus propiedades antiinflamatorias y beneficios antioxidantes para nuestra salud.

Propiedades curativas de la cúrcuma

La cúrcuma es originaria del sudeste asiático. Es cultivada en países como China, India, Java, entre otras zonas de esa región. Como planta y especia fue introducida en Europa por los comerciantes holandeses a través de la Compañía de las Indias Orientales.

La utilización de esta planta perenne y de color ligeramente anaranjado, no sólo se limitaba únicamente como especie en la cocina, sino que desde la antigüedad son muy conocidas sus propiedades beneficiosas para la salud. En la medicina tradicional china y en la medicina ayurveda se utilizaba como un excelente diurético y en el tratamiento de distintas hepatopatías.

La cúrcuma actúa como una planta cologoga y colerética, esto significa que se recomienda en pacientes con problemas de cálculos biliares, ya que ayuda a estimular la secreción biliar. Su acción hepática, ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Cúrcuma antioxidante y antiinflamatorio natural

Una de las características esenciales de la cúrcuma longa es su capacidad antiinflamatoria frente a procesos de inflamación dolorosos como la artritis de tipo reumatoide. Su principio activo, la curcumina, ayuda a reducir el dolor de forma directa y natural al inhibir la producción de
prostaglandinas de tipo inflamatorio.

También es reconocida este planta por su propiedad antioxidante que ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico de forma natural y combatir el estrés oxidativo celular de los radicales libres. Según algunos estudios la cúrcuma posee hasta 8 veces más capacidad antioxidante de las vitaminas E y C.

Cápsulas de cúrcuma

Podemos encontrar la raíz de cúrcuma en varios formatos según nuestras preferencias. Las cápsulas de cúrcuma representan una opción cómoda y fácil de tomar. Este complemento alimenticio en cápsulas suele contener extracto en polvo estandarizado con una alta concentración de esta planta.

Otra posibilidad es consumir la raíz cúrcuma en polvo. Representa la forma tradicional de esta apreciada especie utilizada como colorante en la cocina tradicional de la India. Su color amarillento y anaranjado aporta color en todo tipo de platos, tanto en carnes, guisos o sopas, entre otros. Por ello representa una forma fácil y cómoda de beneficiarnos de todas sus virtudes medicinales de origen natural mientras comemos.

Hoy en día no es tan difícil encontrar cúrcuma fresca en nuestro supermercado habitual. Utilizar en nuestros platos cúrcuma fresca es muy sencillo, aunque deberemos utilizar guantes para manipularla ya que posee un fuerte poder colorante. Al consumirla fresca, aprovechamos el 100% de sus propiedades naturales al no estar procesada.

Infusión antiinflamatoria de cúrcuma

Otra posibilidad es tomar una infusión de cúrcuma para beneficiarnos de sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. La cúrcuma longa ayuda a mejoras las digestiones debido a su acción protectora del intestino, reduce los gases en el estómago y actúa como una magnífico antiácido natural.

La infusión de cúrcuma en polvo tiene un sabor exótico y de color anaranjado. Podemos combinarla con raíz de jengibre (perteneciente a la misma familia) y limón. Si nos gusta un toque dulce, podemos añadir unas cucharaditas de miel.

Este tipo de infusión medicinal tomada de forma regular, mejora nuestra salud digestiva e intestinal. Tiene la propiedad de limpiar de toxinas nuestro organismo y reducir los niveles de triglicéridos. Además su propiedad antibacteriana y aséptica refuerza nuestro sistema inmunitario frente al ataque de bacterias y virus.

Cocina tus recetas con cúrcuma

La cúrcuma es uno de los ingredientes esenciales para la preparación del conocido «curry». Condimento muy apreciado en la cocina india e inglesa. Es más, la cúrcuma es la responsable del inconfundible aroma a curry. Sin olvidar de tiene un gran poder colorante (curcumina), por ello está considerada como el azafrán de la India.

La cúrcuma utilizada en la cocina es idónea en cualquier plato con arroz, pasta, legumbres, salsas, ensaladas, verduras, carnes, pescados, y un largo etcétera de posibilidades. Con tan sólo una cucharadita de postre, disfrutarás de todas las cualidades tanto culinarias como medicinales de esta apreciada planta.

Tienes que saber que su sabor es diferente y muy característico. Por ello te aconsejamos que te acostumbres poco a poco a su sabor aromático cada vez que la utilices. Su precio es muy inferior al del azafrán.



Comparte