Comparte

Desde que aparecieron los primeros cigarrillos electrónicos, también llamados vapeadores, hace ya alrededor de 8 años, son muchos los artículos que se han escrito sobre sus beneficios y ventajas, pero también sobre sus contraindicaciones como dispositivo efectivo para dejar de fumar.

¿Cómo me puede ayudar el cigarrillo electrónico para dejar de fumar?

Son muchas las tiendas de cigarrillo electrónico como ivapeo que promueven las virtudes del ecig para dejar de fumar, en el siguiente artículo vamos a descubrir por qué el cigarrillo electrónico puede ayudarte a dejar de fumar en la mayoría de los casos, y en otros muchos, como puede contribuir este dispositivo a disminuir su adicción al tabaco.

El cigarrillo electrónico, también llamado ecig, es un dispositivo electrónico que emplea una pequeña batería que a su vez activa una pequeña resistencia para calentar una solución liquida y transformarla en vapor. Su diseño por lo general emula a un cigarrillo. El vapeador o ecig contiene un su interior un cartucho recargable o intercambiable.

Las principales sustancias de dicha solución son el propilenglicol, un compuesto orgánico insípido e incoloro. Otro ingredientes es la glicerina vegetal o glicerol, proveniente de aceites vegetales. Algunos cartuchos pueden contener alguna dosis de nicotina o no tenerla. Podemos encontrar en el mercado diferentes variedades de sabores y también aromas.

» La utilización de cigarrillos electrónicos pueden ayudar a muchas personas a dejar de fumar. Y en otros casos, a la disminución paulatina de la adicción al tabaco.»

¿Por qué consiguen muchas personas dejar de fumar con el sistema ecig? Al emplear el cigarrillo electrónico estamos despistando de alguna manera a nuestro celebro, ganando la batalla psicológica sobre la dependencia al tabaquismo. Algunos líquidos contienen ciertas cantidades de nicotina para disminuir los efectos de esta sustancia en el organismo. De esta forma aumentan las posibilidades de éxito durante las primeras etapas de la migración hacia el ecig.

Ventajas de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar

Según el artículo del New York Times se calcula que el sistema de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar son casi el doble de efectivos que los productos como chicles o parches y terapias convencionales. Se estima que las personas que no logran eficazmente dejar de fumar con este sistema, un porcentaje alto es debido en gran medida por un mal asesoramiento a la hora de elegir un ecig adecuado y su correcto mantenimiento.

Una de las primeras ventajas de utilizar cigarrillos electrónicos en comparación con los parches o chicles de nicotina, es la posibilidad que permiten estos dispositivos de graduar los niveles de nicotina. Esto permite ir gradualmente dosificando las dosis a medida que disminuye la dependencia sin provocar los típicos síntomas de ansiedad al dejar el tabaco.

El humo emitido por el cigarrillo convencional contamina el entorno con pequeñas partículas nocivas en suspensión. Se calcula que puede albergar hasta 40 sustancias cancerígenas. En cambio el cigarrillo electrónico no produce combustión alguna, reduciendo significativamente el número de componentes no deseados en el organismo.

El olor es otra de las ventajas de utilizar los ecig. Cuantas veces te has sentido incómodo por fumar en zonas donde puedes molestar con este desagradable olor. El humo del cigarrillo tradicional se impregna en los tejidos con facilidad, colorea los dientes y dedos, las habitaciones, el coche, etc…El líquido utilizado por los cigarrillos electrónicos es incoloro y no tiene aromas desagradables.

Controversia respecto al cigarrillo electrónico

Algunos sectores han expresado cierta preocupación alrededor de posibles riesgos al utilizar los llamados e-líquidos. Sin embargo a largo plazo faltan evidencias que los vapeadores tengan serios impactos negativos sobre la salud. Los datos clínicos demuestran que los cigarrillos convencionales contienen muchas más sustancias químicas nocivas que los ecig, y que estos últimos son un 95% menos perjudiciales que el tabaco.

En definitiva, la utilización del cigarrillo electrónico para dejar la adicción al cigarrillo tradicional representa un riesgo bajo en comparación con los riesgos de fumar tabaco. El hecho de cambiar de hábito de fumar a vapear, conlleva importantes beneficios para la salud del fumador y su entorno. Los cigarrillos electrónicos son definitivamente menos perjudiciales que el tabaco .


 

 


Comparte