Comparte

Seguramente hayas probado alguna vez alguna de las muchas variantes de té. De hecho en la actualidad este tipo de infusión representa la tercera bebida más consumida en el mundo por detrás del agua y el café. Su sabor ligeramente amargo y fresco es consumido por mucha gente, no solo por sus múltiples propiedades, sino por su gusto y su gran arraigo en muchas culturas.

 

 

El Té, bienestar para tu salud

 

La infusión de té es una bebida originaria de Asía oriental. Hoy en día se cultiva y crece en muchas zonas tropicales y subtropicales del mundo. Aunque sus orígenes son muy lejanos, no empezó a extenderse por el continente europeo hasta el siglo XVII. Podemos encontrar infinidad de tipos de tés según sus variedades en los países de origen. Uno de los más comunes es el té verde, se obtiene con el secado de sus hojas al sol durante un par de horas, mientras que los tés negros sufren un proceso de fermentación previo al secado. Sus propiedades aportan multitud de beneficios saludables para nuestra salud. En este sentido, son cada vez más las investigaciones que avalan los efectos beneficiosos de esta planta para nuestra salud.

Su consumo regular incorporado habitualmente a nuestra dieta es muy beneficiosa para la salud. Sus componentes activos como antioxidantes reducen los efectos del envejecimiento de las células. Su contenido en flavonoides mejora la salud cardiovascular de forma natural. Además los taninos contienen propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras. Sus virtudes medicinales pueden ayudarte a regular el apetito o disminuir el dolor de cabeza actuando como excelente calmante. Por otro lado los alcaloides como la teína, son estimulantes que nos ayudan a mejorar la concentración y la memoria, las personas sensibles a está sustancia tienen otra alternativa para seguir disfrutando de esta bebida sin sufrir su efecto excitante. No podemos olvidar que actúa como un magnífico astringente y actúa como estimulante del sistema nervioso. A nivel cardiovascular el té disminuye los niveles de colesterol en sangre y ayuda a prevenir la arterioesclerosis.

 

Tipos de tés y sus propiedades

 

Los tés son bebidas que nos aportan grandes beneficios para nuestra salud, pero sabemos que nos aporta cada tipo de té. A continuación repasaremos los tés más reconocidos, sus utilidades y propiedades nutricionales.

 

Té Verde

La coloración del té verde de debe a su contenido en clorofila antes de secarlo al sol. Destaca su poder antioxidante frente a los radicales libres, refuerzan el sistema inmunológico ayudando a prevenir ciertas enfermedades. Su contenido en teína nos ayuda a concentrarnos y a estar más alerta. Muy utilizado en dietas para reducir peso ya que estimula el metabolismo de las grasas. Es diurético y mejora la salud dental gracias a su alto contenido en flúor.

 

Té Blanco

Es una variedad que posee un gusto más exquisito y delicado, contiene más antioxidantes incluso que el té verde. Mejora la concentración y la energía a lo largo del día. También es utilizado para metabolizar las grasas de nuestro organismo y colabora en la eliminación de toxinas gracias a su función hepatoprotectora.

 

Té Rojo (Pu-Erh)

El té Pu-Erh es muy conocido por su gran poder diurético favoreciendo así la eliminación de líquidos. Gracias a su doble fermentación, se le atribuyen propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. Imprescindible en dietas de adelgazamiento, reduce el colesterol en sangre y refuerza nuestras defensas.

 

Té Negro

Su color ámbar y sabor intenso, hacen que sea unos de los tés más conocidos en Occidente. Nos ayuda a activar nuestro organismo de forma natural, reduce los niveles de estrés y mejora la memoria y la concentración. Activa la circulación sanguínea y estimula el metabolismo de las grasas.

 

Si eres una amante de los sabores y gustos exóticos de estas bebidas, te recomendamos que visites la web https://aromasdete.com, dónde podrás encontrar una gran variedad de tés, cafés y infusiones de calidad con certificación.

 


Comparte
Tienda Online