Comparte

Sabemos que los ácidos grasos Omega 3 ayudan a mantener una buena salud a nivel cardiovascular. Las leches con Omega 3 representan una excelente opción para mantener unos niveles de colesterol adecuados en nuestro organismo. Su consumo de forma regular ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos de nuestras arterias.

 

 

Tomar leche con Omega 3 refuerza tu corazón

 

Seguramente en alguna ocasión has visto en tu supermercado habitual leche con Omega 3 junto al lineal de productos lácteos. Este tipo de preparado lácteo contiene en su composición ácidos grasos esenciales Omega 3 y alto Oleico. La propiedad principal de estas grasas saludables es regular los niveles de colesterol en detrimento de la grasas saturadas.

 

Por otro lado sabemos que las grasas saturadas, en exceso, puede provocar graves problemas de salud, como aumento de los niveles de colesterol, trastornos cardiovasculares y sobrepeso. Este tipo de ácidos grasos se encuentran en alimentos como la carne, la leche y los huevos. La OMS recomienda que no aporten más del 10% de las calorías diarias de un adulto.

 

¿Sabías que significa la palabra Omega Ω cuando hablamos de ácidos grasos esenciales? La palabra Omega nos indica la posición en la que se encuentra los enlaces dobles y la longitud de la cadena de átomos de carbono. Encontrando tres tipos de enlaces principales de ácidos grasos los Omega 3, 6 y 9.

 

Las grasas saludables pueden ayudarte a mejorar tu salud cardiovascular. Entre este tipo de grasas se encuentran las grasas monoinsaturadas que están presentes en el aceite de oliva y contribuyen a disminuir los niveles del llamado colesterol malo. Las grasas poliinsaturadas se encuentran en aceites de girasol, onagra, pescados azules y germen de trigo, entre otros. Representan los ácidos grasos más recomendados, donde se encuentra el Omega 3, gracias a sus múltiples propiedades beneficiosas para nuestro salud.

 

Por ello consumir productos con Omega 3 de forma regular y equilibrada contribuye a prevenir trastornos cardiovasculares, reducir la presión sanguínea, mejora los niveles del llamado colesterol bueno (HDL), reduce el riesgo de padecer artritis y fortalecen nuestro sistema inmunológico.

 

 

Alimentos con Omega 3 y sus propiedades

 

Una alimentación poco equilibrada con déficit o ausencia de ácidos grasos esenciales puede provocar importantes trastornos para la salud como alteraciones del sistema nervioso, descamaciones cutáneas, caída de pelo y trastornos hormonales. Se les denominan esenciales ya que el organismo no es capaz de sintetizarlos por si mismo y debe conseguirlos a través de los alimentos.

Una dieta saludable debe contener alimentos naturales con Omega 3. Este tipo de ácido graso poliinsaturado esencial podemos encontrarlo en pescados azules como el salmón, el bacalao, la caballa, la sardina y el arenque. También podemos encontrarlo en aceites de tipo vegetal como cártamo, nuez, la soja, chía y especialmente en aceites de semillas de lino o también llamado linaza.

 

¿Conoces el significado de la abreviatura EPA y DHA? En la composición química de los ácidos grasos Omega 3 aparecen el ácido eicosapentanoico llamado EPA y el ácido docohexanoico DHA. Tanto el EPA como el DHA son ácidos de origen animal imprescindibles para proteger nuestro corazón y reducir la sintomatología de origen inflamatoria.

 

Además de las propiedades beneficiosas de los Omega 3 anteriormente descritas, podemos añadir que su consumo favorecen el sueño reparador, combaten el estrés y la ansiedad, disminuyen los efectos de la astenia y la fatiga, mitiga los dolores de tipo muscular, espalda y lumbalgias, las migrañas y los trastornos premenstruales.

 

 

Omega 3 | Nueces, semillas y avena

 

De forma general pensamos que los ácidos Omega 3 provienen de pescados azules como el salmón o el atún, pero también podemos disfrutar de sus magníficas cualidades en vegetales. El ácido alfa-linolénico también llamado ALA es un ácido graso de cadena corta esencial para una correcta salud. Solo podemos obtener de ácido a través de la dieta, concretamente en ciertas semillas y aceites vegetales. El ALA en encuentra en semillas como el lino y la chía. El metabolismo humano puede convertir el ALA en EPA y DHA, que son más útiles, aunque de forma menos eficaz.

 

Se recomienda tomar omega 3 en personas con gran actividad física como deportistas ya que mejora su rendimiento y recuperación tras el esfuerzo físico, en mujeres embarazadas durante los primeros meses de la gestación, en personas con ansiedad y depresión, trastornos hormonales y problemas cardiovasculares como colesterol alto y triglicéridos.

 

 

Los frutos secos como las nueces y las almendras representan una excelente fuente de Omega 3. También la avena pueden aportarnos Omega 3 en proporción de 1,5g por cada 100g de este cereal. Por último podemos encontrar algunos vegetales de hoja verde con este ácido graso como las espinacas y la lechuga, aunque con menos medica. También destaca el aguacate por ser rico en grasas saludables como fuente de Omega 3.

 

 


 

 

 

 


Comparte
Tienda Online