Comparte

La tecnológica hace cada vez más accesible la utilización de pequeños dispositivos sanitarios electrónicos cómodamente desde nuestros domicilios. El oxímetro es uno de ellos, con un sencillo gesto podemos monitorizar los niveles de oxigeno en sangre sin necesidad de acudir a nuestro centro hospitalario.

 

oximetro dedo

 

 

¿Qué son y para que sirven los oxímetros?

 

Un oxímetro es un instrumento electrónico de uso sanitario que mide los niveles de hemoglobina (proteína en los glóbulos rojos) en sangre encargadas del transporte de oxígeno. Este estudio o análisis de los niveles de saturación de oxígeno en sangre es utilizado frecuentemente en diferentes condiciones médicas para el estudio de distintas afecciones en pulmones o corazón.

 

En concreto el oxímetro dedo o de pulso es un pequeño dispositivo en forma de dedal que monitoriza en un pequeño display o pantalla la representación gráfica de saturación de sangre de un paciente con algún tipo de problema de índole cardiovascular. Estos diminutos equipos rastrean en forma de porcentaje o decimales, no directamente a través de una muestra de sangre y de forma no invasiva, la saturación de oxígeno en la hemoglobina.

 

 

» La monitorización al instante de los datos de los niveles de saturación de oxígeno en sangre, permite examinar al instante y de manera continua la oxigenación de la sangre de un paciente. «

 

 

Hoy en día podemos encontrar numerosos oxímetros de pulso en el mercado. Conocer y comparar los distintos equipos es esencial para escoger y seleccionar la mejor opción en función de nuestras necesidades. Por ello recomendamos previamente que te informes de los diferentes oxímetros de dedo que existen en el mercado como podrás ver en esta web https://oximetrodedo.com/.

 

Tipos de oxímetros según sus necesidades

 

Existen muchos dispositivos de oxímetros de dedo en el mercado. Los modelos más básicos únicamente representan niveles de SpO2 y frecuencia de pulso (Fp) o frecuencia cardiaca (Fc). Los equipos más avanzados incluyen, además de dichas gráficas y tabulaciones de SpO2 y pulso, las gráficas pletismográficas de al menos 24 horas.

 

Podemos encontrar distintos dispositivos para la medición de la oxigenación de la hemoglobina. Los llamados pulsioxímetros  de sobremesa tienen un tamaño mucho mayor que los demás oxímetros. Estos se utilizan para ser utilizados en pacientes con un periodo de motorización más prolongado, como hospitales, clínicas o pacientes con domiciliación crónica. La pantalla o display es bastante amplio, integra una sonda en el dedo que transmite los marcadores del paciente al dispositivo.

 

Los pulsioxímetros portátiles poseen un tamaño inferior al de los de sobremesa. Son fáciles de manipular y transportar. Encontramos los pulsioxímetros de mano con una pantalla para visualizar los datos bastante grande (tamaño móvil). También destaca por su fácil lectura a través de una sonda externa que se incorpora en el dedo al paciente. Es muy utilizado en médicos y profesionales por su medición rigurosa y exacta de los datos de SpO2 y Fp de forma inmediata. Además de almacenar todos los datos de los pacientes durante horas.

 

El oxímetro de dedo destaca por su diminuto volumen que lo hacen relativamente fácil de transportar a cualquier sitio. Al ser un dispositivo muy compacto, incorpora todas las funcionalidades en un sólo equipo. El oxímetro dedo se coloca directamente en el dedo índice y mediante un LED fotoreceptor calcula los niveles de SpO2 y frecuencia cardiaca, y los representa al instante en la pequeña pantalla integrada en el mismo dispositivo.

 

 

» Los oxímetros dedo son los más fáciles y prácticos de utilizar, además de ser los más económicos del mercado. «

 

 

También podemos encontrar oxímetros de muñeca similares a un reloj con un pequeño sensor de cable corto que se incorpora en el dedo. Muy utilizados para medir los trastornos de la respiración, como la apnea del sueño, durante las fases del sueño. Por último mencionar el oxímetro fetal, utilizado en centros hospitalarios para la vigilancia del feto dentro del útero durante el embarazo.

 

 

Ventajas y beneficios de un oxímetro en nuestro domicilio

 

 

Tener un oxímetro en casa ayuda a controlar los niveles de oxígeno en sangre, así como la frecuencia cardiaca de forma rápida y sencilla. Los pequeños diodos (LED) realizan en breves instantes una completa lectura con tan solo la colocación de un sensor que por lo general se coloca en los dedos tanto de los pies como de las manos.

 

Su diminuto volumen es otra ventaja, ya que son fáciles de transportar a cualquier sitio. Sus baterías suelen ser intercambiables o en ocasiones recargables. Su fácil y práctica utilización (no invasiva), no requiere de una formación previa para su utilización. Una vez colocado el sensor veremos en pocos segundos los datos reflejados en la pequeña pantalla.

 

 

» Si los niveles de saturación en sangre no son los adecuados, debe acudir lo antes posible a su médico. Recuerde que los pulsioxímetros son dispositivos de gran utilidad en la vigilancia constante e inmediata de los niveles sanguíneos (SpO2), así como del control de la frecuencia cardiaca o del pulso, en el diagnóstico y evolución de la función del sistema circulatorio y respiratorio. «

 

 

Resulta especialmente indicado en la evaluación urgente en pacientes con síntomatología asociada a disfunciones de tipo  respiratorio como enfermedades pulmonares o insuficiencias cardiacas. La detención precoz puede ayudar a prevenir daños graves a la salud.

 

También resulta muy práctico la utilización de estos oxímetros en el ámbito del rendimiento deportivo. Su monitorización ayuda al especialista a diagnosticar los condiciones físicas del deportista, su resistencia física, capacidad pulmonar así como los tiempos de recuperación para mejorar su rendimiento.

 

 


 


Comparte
Tienda Online