Comparte

Las plantas medicinales representan una gran alternativa natural al tratamiento de dolencias y lesiones deportivas. Sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, entre otras, ayudan a mejorar ciertas patologías asociadas a la práctica deportiva.

tratamiento dolor articular

Tratamiento natural de lesiones deportivas

Las plantas medicinales siempre representan una alternativa natural para el tratamiento de ciertas dolencias y enfermedades. La naturaleza nos ofrece multitud de remedios naturales para tratar muchas patologías relacionadas con la práctica deportiva.

Es lógico pensar que una lesión deportiva deberá ser tratada siempre por profesionales en una clínica de fisioterapia FisioKarma, pero las propiedades y beneficios de las plantas medicinales pueden ayudar a mejorar y prevenir muchas de estas dolencias de forma natural y sin efectos secundarios.

Deporte y Salud


La fitoterapia es una alternativa natural en el tratamiento de muchas lesiones deportivas como esguinces, dolores musculares o articulares.


Como hemos comentado anteriormente existen en la naturaleza ciertas plantas especialmente indicadas para mejorar la sintomatología de muchas lesiones en deportistas. Una de las dolencias más frecuentes en deportistas es el dolor muscular y articular producido por un aumento de la inflamación tras la práctica deportiva.

Además del tratamiento de lesiones deportivas, la fitoterapia también aporta propiedades y beneficios en el rendimiento deportivo. Plantas y raíces como el eleuterococo, la maca andina y en conocido ginseng rojo son solo algunos ejemplos de plantas naturales muy utilizadas en el ámbito deportivo.

Plantas medicinales en la salud deportiva

Las dolencias derivadas de lesiones deportivas como esguinces, torceduras, distensiones, dolor muscular, hematomas, entre otras, pueden ser tratadas de forma natural gracias a las propiedades terapéuticas de las plantas medicinales. A continuación vamos a ver las 5 plantas para aliviar lesiones deportivas.

La árnica (arnica montana) es una planta con unas propiedades antiinflamatorias excepcionales. El aceite de árnica es muy utilizado en casos de inflamaciones locales como contusiones, reumatismo y dolores musculares y articulares en general. Su aplicación disminuye los moratones y coágulos sanguíneos que se acumulan debajo de la piel gracias a su efecto regulador de la circulación.

La consuelda (symphytum officinale) es utiliza también en uso externo como cataplasma combinada con arcilla roja para la recuperación de esguinces, contusiones y úlceras. También se emplea en la cicatrización de heridas y llagas reduciendo los tiempos de recuperación considerablemente.

El harpagofito (harpagophytum procumbens) o garra del diablo es una planta cuya raíz posee propiedades antireumatoides, especialmente en casos de artrosis. Además sus principios activos contienen efectos analgésicos y antiinflamatorios. Es muy eficaz en el tratamiento de crisis agudas de dolor.

El hipérico (hypericum perforatum) es una planta que a nivel externo esta especialmente indicada para calmar la inflamación y como cicatrizante, por lo que se emplea en forma de aceite de hipérico en caso de contusiones, distensiones de ligamentos, hematomas y otras alteraciones traumáticas.

Por último vamos a hablar del sauce blanco (salix alba). Esta planta contiene compuestos salicílicos muy parecidos químicamente a la aspirina. Gracias a este compuesto el sauce contienen propiedades analgésicas y antiiflamatorias. Ideal en el tratamiento del dolor muscular y articular de artritis, neuralgia y ciática.



Comparte
Tienda Online