Comparte

El uso de dispositivos móviles, tablets y ordenadores son prácticamente indispensables en cualquier ámbito de nuestra vida. Por ello se hace imprescindible cuidar y proteger nuestra salud ocular y reducir los síntomas relacionados con la vista cansada.

Vista cansada

Sin duda la vista cansada o también llamada presbicia son unos de los problemas de visión más frecuentes en personas a partir de los cuarenta años. Esta alteración visual se calcula de puede llegar a afectar al 90% de la población de más de 45 años.

Este proceso de carácter degenerativo es debido al envejecimiento natural que sufre nuestro organismo. Uno de los principales síntomas en el que empezamos a padecer vista cansada reside en la dificultad para enforcar las cosas de cerca.

Pero además de esa dificultad para ver cosas de más cerca, se añaden más patologías asociadas a la presbicia como la necesidad de tener una mayor iluminación para mejorar la visión de las cosas. También aparecen problemas con la lectura al intentar focalizar las letras ya que parecen que se amontonen.


Vista Cansada

» La presbicia es una alteración de la visión que va unida al proceso natural del envejecimiento celular de las personas.«


Si no se corrigen adecuadamente podemos sufrir dolores de cabeza como cefaleas al intentar forzar la vista más de lo necesario, sensación de fatiga ocular, escozor, picor e incluso enrojecimiento de los globos oculares.

Por ello es imprescindible, si queremos reducir estos síntomas, corregir la vista cansada. La mayoría de personas recuren a un especialista optometrista para graduarse la vista. La utilización de gafas graduadas ya sean monofocales, bifocales y progresivas, ayudan a mejorar sensiblemente el campo de visión de forma nítida a todas las distancias.

El proceso de perdida de visión puede ser detenido o incluso revertido en muchos pacientes gracias a la utilización de las gafas estenopeicas. Las lentes reticulares ayudan a filtrar la luz de forma que el ojo sólo mire la luz perpendicular. De este modo mejoramos y relajamos en movimiento de los ojos.

Plantas medicinales

Las plantas medicinales son buena alternativa para mejorar la salud de tus ojos. Cuando forzamos en demasía nuestros ojos podemos provocar ciertas dolencias como dolor de cabeza, escozor, fatiga, entre otros síntomas. Las propiedades antiinflatatorias de las plantas son muy eficaces para calmar y relajar la inflamación ocular.

Arándano, Vaccinium myrtillus

El arándano resulta muy interesante en aquellas personas que han de conducir muchas horas seguidas, especialmente por la noche cuando la agudeza visual tiende a disminuir. Además permite que los ojos se recuperen después de una intensa jornada.

Eufrasia, Euphrasia officinalis

De esta planta se utilizan especialmente las hojas para ayudar a reducir la sequedad y la irritación ocular. También trata las afecciones inflamatorias de los ojos vía externa a través de compresas tibias de la decocción de sus hojas.

Saúco, Sambucus nigra

El saúco es una planta muy utilizada tradicionalmente para el tratamiento natural de las afecciones oculares como ojos inflamados o en caso de conjuntivitis.

Ginkgo, Ginkgo Biloba

El extracto de Ginkgo Biloba esta indicado en el tratamiento de las enfermedades vasculares periféricas. Ciertos estudios confluyen que esta planta posee un efecto muy beneficioso en la visión, y más concretamente en el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad.

Manzanilla, Matricaria chamomilla

Gracias a su acción emoliente, calmante y antiséptica, se utiliza vía externa en forma de colirios o lavados oculares en casos de conjuntivitis catarral.

Vitamina A antioxidante

La vitamina A o retinol pertenece a la familia de los beta-carotenos. Estas sustancias son pigmentos de se encuentran en ciertas plantas y alimentos. Su principal propiedad es su acción antioxidante frente al ataque de los radicales libres sobre nuestras células.

Los carotenoides son muy importantes para mantener sanos nuestros ojos ya que crean fotoreceptores en nuestra retina que ayudan a conservar la salud ocular. El consumo de luteína (caroteno) actúa como filtro solar natural reduciendo el riesgo de desarrollar enfermedades como la degeneración macular y las cataratas.


Déficit de Vitamina A

» El déficit de vitamina A puede causar problemas de vista relacionados con la fatiga o la sequedad de los ojos.»


Por ello es importante cuidar nuestra alimentación y aportar a nuestro organismo todos los nutrientes necesarios para su normal funcionamiento. Los alimentos ricos en vitamina A ayudan a mantener una buena salud ocular como la zanahoria, el brócoli, espinacas, melocotones, huevos, arándanos, calabaza, entre otros.



Comparte
Tienda Online