Comparte

La cetona de frambuesa se ha convertido en uno de los complementos dietéticos estrella de los últimos años gracias a sus propiedades adelgazantes. Conseguir perder esos kilos de más debe ir siempre acompañado de una dieta equilibrada, ejercicio físico y descanso.

Beneficios de la cetona de frambuesa

La Cetona de Frambuesa es un complemento alimenticio destinado a adelgazar, entre otras muchas cualidades. Coloquialmente entraría dentro del grupo de los denominados productos dietéticos «quema grasas». Esta sustancia natural se extrae directamente de la frambuesas rojas y tiene la propiedad de acelerar el metabolismo facilitando así la eliminación de las grasas activando la lipólisis.

Dentro de cualquier plan de adelgazamiento, como el método Sbelt, los complementos dietéticos juegan un importante papel que pueden ayudarnos a combatir esos kilos de más, no son obviamente productos milagrosos, pero sí que pueden ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos.

Salud y nutrición


La cetona de frambuesa es un producto natural muy utilizado en dietas de adelgazamiento gracias a sus propiedades quemagrasas que complementan los esfuerzos dentro de un plan para perder peso de forma saludable.


Como hemos comentado anteriormente, la cetona es uno de los complementos estrella más utilizados en procesos de perdida de peso y dietas de adelgazamiento. Esta sustancia extraída a partir de concentrado de frambuesa ayuda a regular el azúcar en sangre produciendo un efecto hipoglucémico en nuestro organismo, controlando de esta manera la formación de colesterol malo (LDL).

Además de un excelente quema grasas, se le atribuyen otras magníficas propiedades antioxidantes y anticancerígenas. La frambuesa es muy rica en vitamina C que nos ayuda a inhibir los efectos nocivos de los radicales libres. Además nos ayuda a desintoxicar nuestro organismo y combate las enfermedades de carácter degenerativo.

Otras virtudes que se le atribuyen a las frambuesas son a nivel circulatorio ya que ayuda a prevenir enfermedades cardivasculares al fortalecer nuestra resistencia capilar. Sin olvidarnos que este fruto rojo rebaja la presión arterial, ideal en personas que sufren hipertensión.

También se le atribuyen propiedades que mejoran la visión. Su contenido en vitamina C y A nos previenen de enfermedades como perdida de visión, cataratas, ceguera nocturna o glaucoma.

Como tomar cetona de frambuesa

Tomar complementos dietéticos para el control de peso sin la supervisión de un especialista, no son muy recomendables. Recuerda que dichos productos deben estar dentro de un plan desarrollado por profesionales para lograr tu objetivo.

Los planes o métodos de adelgazamiento están especialmente diseñados para adelgazar y conseguir el peso ideal sin que se produzca el temido efecto rebote. Además deben ir acompañados de técnicas para combatir los estados de ansiedad y estrés que suelen desembocar desordenes en el control del apetito.

Métodos de adelgazamiento


Los planes de adelgazamiento deben ir acompañados de ejercicio físico de forma regular y de un buen descanso.


El proceso de termogénesis de la cetona contribuye a la reducción de grasas acumuladas en el organismo contribuyendo a controlar nuestro peso corporal de forma natural. Las conocidas raspberry ketones aumentan los niveles de adiponectina acelerando el metabolismo de las grasas acumuladas en nuestro cuerpo.

Comprar cetona de frambuesa herbolarios en formato jarabe, cápsulas o comprimidos. Se recomienda, en términos generales, la ingesta diaria de unos 300 mg de extracto de cetona de frambuesa para conseguir su efecto en la pérdida de peso. Además, muchos productos de este compuesto lo combinan con otras sustancias naturales que potencian su acción y así mejoran los resultados como la cafeína, vinagre de manzana, mango africano, té verde, cromo, l-carnitina, entre otros.

Consideraciones

La cetona de frambuesa no tiene efectos secundarios conocidos ya que es un productor natural y no se puede sintetizar químicamente, pero pueden presentarse en algunas personas en forma de irritabilidad, ansiedad, aumento de la actividad metabólica, alteración del ritmo cardiaco y puede interaccionar con tratamientos farmacológicos para el control del colesterol, diabetes y hormonal.

Se debe consultar al médico o especialista en nutrición en caso de querer introducirla en tu dieta. No es recomendable su ingesta en mujeres embarazadas o en período de lactancia hasta superar estos períodos.



Comparte
Tienda Online