Comparte

El Boldo es un arbusto originario de las regiones montañosas de Chile, aunque también se cultiva en el arco mediterráneo. Las propiedades se extraen de sus hojas, en concreto la boldina que es su principal agente activo.

 

Tradicionalmente se han utilizado las hojas de Boldo para el tratamiento de enfermedades hepáticas. Su efecto colérico (estimula el hígado) hace aumentar el flujo de la bilis, facilitando la expulsión de toxinas del hígado, por ello es utilizada en afecciones digestivas debidas a un funcionamiento deficiente de este órgano.

 

Es recomendada en casos de digestión lenta o débil, ya que ejerce un efecto estimulante en la secreción de saliva y flujos gástricos. También ayuda a aumentar la secreción de bilis en la vesícula biliar.

 

Además la infusión de Boldo ejerce un efecto tonificante a nivel digestivo en nuestro organismo. Nos ayuda a proteger nuestro estómago facilitando nuestra digestión.

 

También a nivel culinario se ha utilizado estas hojas para facilitar las digestiones difíciles, condimentando esta planta en algunos platos.

 

En situaciones de estómago hinchado, ayuda a reducir los molestos gases y flatulencias gracias a sus propiedades carminativas.

 

También ejerce un ligero efecto laxante debido a su propiedad de acelerar nuestro transito intestinal.

 

Gracias a ser un planta con propiedades sialagogas, favorecen la secreción salivar. Ideal para tratar el síndrome de la boca seca.

 

A nivel del sistema inmunológico, se ha comprobado que nos ayuda a aumentar las defensas, actuando como antibiótico natural.

 

Ademas a nivel respiratorio el Boldo actúa como un magnífico expectorante, descongestionando el pecho y tratando ciertas infecciones respiratorias.

Modo de empleo

 

Ingredientes:

500 ml de agua y 6 hojas de boldo.

 

Preparación:

Llevamos a ebullición el medio litro de agua. Apagamos el fuego y ponemos las hojas de boldo. Tapamos y lo dejamos reposar durante 5 minutos. Colamos la infusión y ya está lista.

Contraindicaciones

Está contraindicado en personas embarazadas o lactantes. No administrar en niños. Un consumo excesivo podría resultar tóxico. En personas con problemas hepáticos o gástricos, consultar antes con su médico.

 

 



Comparte
Tienda Online