Comparte

El acné es una de las afecciones cutáneas más comunes entre la población juvenil. Estudios demuestran que una alimentación rica en hidratos de carbono simples y grasas saturadas, entre otros factores, pueden ayudar a desarrollar dicho problema.

El tratamiento natural contra el acné conlleva una serie de pautas conservadoras para disminuir o eliminar las afecciones más comunes del rostro como son el acné. Pautas alimentarias, remedios caseros como mascarillas, lociones o cremas faciales, control hormonal, reducir los niveles de estrés y ansiedad, son sólo algunos ejemplos.

Cuidados en la alimentación

El acné es un problema cutáneo muy frecuente durante la etapa de la adolescencia. Se calcula que puede llegar a afectar hasta el 85% de jóvenes entre 12 y 24 años. Aunque el acné en personas adultas también puede presentarse debido a cambios hormonales afectando más en mujeres.

Los problemas cutáneos como poros, acné o grasa acumulada en el rostro puede llegar a provocar problemas de tipo psicológico y emocional, especialmente en adolescentes. Por ello es importante ponerse en manos de un profesional especialista como un dermatólogo.

» Una alimentación sana y equilibrada junto un estilo de vida saludable son esenciales a la hora que abordar un tratamiento antiacné.»

Utilizando remedios naturales podemos eliminar la causa que origina los quistes o lesiones en el rostro. Las infecciones por bacterias pueden ser las responsables de la inflamación e infección en el rostro en pacientes con este problema cutáneo.

Una de la primeras soluciones para el tratamiento natural del acné es cuidar la alimentación reduciendo drásticamente el consumo de alimentos ricos en carbohidratos simples como féculas y pan. La medida ayudará al organismo a producir menos cantidad de insulina.

» Se ha demostrado que niveles altos de insulina puede provocar cúmulos de grasa que atraigan a bacterias que promueven el acné.»

También se sustituirán las carnes grasas por carnes magras (bajas en grasas). Los derivados lácteos deben cuidarse evitando quesos curados y grasos dando preferencia a los desnatados, quesos frescos y requesón. Los embutidos, huevos, chocolates, mantequillas o margarinas deben reducirse al máximo o excluirlos de la dieta.

Tipos de acné

La aparición del acné tiene múltiples causas. Las más frecuentes son las producidas por alteraciones hormonales, como en la etapa de la pubertad, en el ciclo premenstrual o durante el embarazo. Pero también el estrés, la fatiga y una mala alimentación pueden llevar a la producción de sebo y por consecuente a la proliferación bacteriana.

Existen diferentes tipos de acné. El exceso de sebo en la piel puede llevar a la dilatación de los poros y obstruirse. Al cerrase el poro, el sebo queda en su interior, apareciendo los llamados espinillas y puntos negros. A este tipo de acné se le denomina comedoniano.

La carencia de oxigeno al cerrarse dicho poro, ayuda a la proliferación de la bacteria que libera sustancias inflamatorias que desarrollan lesiones cutáneas como erupciones y granos. A este proceso se le denomina acné inflamatorio.

Por último nombrar el acné juvenil polimorfo que aparece cuando coexisten las dos formas anteriores, como el comedoniano y el de carácter inflamatorio. Se caracteriza por un aumento del diámetro de las glándulas sebáceas del rostro y de su composición.

Recomendaciones

Se recomienda limpiar el rostro un par de veces al día con una loción facial específica para tal efecto. Sin embargo, no necesitan una hidratación constante ya que una limpieza excesiva puede resecar la piel en exceso e irritar el acné. Aplicar a continuación los productos recomendados para el tratamiento contra el acné de forma tópica.

» No se deben tocar los granos ya que podemos provocar pequeñas cicatrices o manchas oscuras en el rostro.»

Beber más agua ayuda a hidratar el organismo y facilita la regeneración celular, elimina los residuos y mejora el aspecto de la piel. Debemos asegurar niveles adecuados de vitamina D y zinc. Realizar ejercicio físico de forma regular y procurar dormir bien durante la noche.

Remedios caseros

Los cuidados contra el acné son muy diversos, como lociones, geles, cremas y mascarillas con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y cicatrizantes. Favorecen la eliminación de granos, el exceso de sebo y la curación de cicatrices. Conoce algunos remedios caseros para el acné.

Loción facial


Vinagre de Manzana con Rosa Roja (Rosa Gallica)

Ingredientes

  • 500 ml de vinagre de sidra (manzana).
  • 60 g de pétalos frescos de rosa o 25g secos

Elaboración

Poner el vinagre de manzana y los pétalos de rosa en un frasco que cerraremos herméticamente. Dejarlo macerar alrededor de 2 semanas, agitando el recipiente cada 2 o 3 días. Filtrar dentro de una botella y ñisto para ser utilizado.

Uso

Esta loción se emplea para aclarar y hacer la piel reseca más tersa. También se utiliza como astringente refrescante del cutis y en el tratamiento de la piel con prurito o acné.

Aceite facial


Aceite de Almendras dulces con esencia de Lavanda y Rosa

Ingredientes

  • 200 ml de aceite de Almendras dulces
  • 4g (100 gotas) de esencia de lavanda
  • 1g (25 gotas) de esencia de rosa

Elaboración

Poner en un frasco el aceite de almendras y las esencias de lavanda y rosa, agitar bien y ya está listo la elaboración. Primero se pone la mitad del aceite, después se le añaden las esencias y acto seguido el resto del aceite y se agita bien.

Uso

El empleo de estos aceites esenciales son muy recomendables para enfermedades de la piel como acné, sarpullidos y granos.

Aplicación

Una vez lavada y seca la piel con acné, se aplica la preparación de aceite esencial 2 o 3 veces al día, aplicando un suave masaje en la parte afectada. Se continua el tratamiento hasta que desaparezcan las afecciones de la piel.

Crema facial


Crema de Aceite de Coco Virgen, miel de azahar y esencia de manzana

Ingredientes

  • 50 g de aceite de coco virgen
  • 50 g de miel de azahar
  • 50 gotas de esencia de manzana

Elaboración

Se pone el aceite de coco al baño María. Cuando el aceite esté derretido, se pasa a un recipiente junto a la miel de azahar, y se sigue removiendo durante 2 minutos aproximadamente. A continuación se le añaden las gotas de esencia de manzana. Se continua removiendo y cuando empieza a hacerse la crema, se cierra el frasco, quedando lista para su uso.

Uso

Es una crema muy antigua, muy buena y con actividad regeneradora en la piel. Ideal para sanar rápidamente los granos, acné y eczemas.

Aplicación

Se aplica 2 o 3 veces durante el día sobre las zonas afectadas, dando un ligero masaje sobre ellas con la crema.



Comparte
Tienda Online